lunes, 21 de mayo de 2012

El Concepto de Belleza a través del Tiempo y su Relación con el Postmodernismo

Es claro que a través de la historia el concepto de belleza ha cambiado drásticamente, y esto podemos notarlo desde varios aspectos, comenzando con los cambios en cuanto a las tendencias en ropa, arquitectura, decoración en interiores como muebles o incluso algo mucho más importante: nosotros mismos.

Este es el tema que tocaré en este blog: los cambios que ha sufrido el concepto de belleza en el ser humano a través del tiempo y la relación con el postmodernismo.

El Nacimiento de Venus
Sandro Botticelli (1445-1510), 1484


En esta imagen, Sandro Botticelli nos muestra lo que para la gente del Renacimiento era considerado belleza femenina. Es evidente que la figura femenina en este lienzo presenta curvas pronunciadas y cierto nivel de grasa corporal visible en abdomen y brazos.

 Modelo de Pasarela

Esta imagen por el contrario nos muestra una figura femenina baja de peso con posible desnutrición, así como un nivel de grasa corporal por debajo del promedio, que pudiera ser peligroso.

Basándonos en esta comparación podemos preguntarnos: ¿Qué es real?

Justamente el postmodernismo se hace esta misma pregunta.

Según el postmodernismo, al sacar los símbolos, objetos e imágenes de su contexto original y mezclandolos entre sí, el artista puede darles un nuevo significado. Con respecto a esto, al sacar a esta modelo de su contexto original, osea, una mujer con desnutrición, trastornos alimenticios y probablemente trastornos psicológicos, y colocándola en un comercial de algún producto para bajar de peso, o anunciando algún otro producto o servicio orientado sobre todo a un mercado juvenil, envía el mensaje de que consumiendo los productos o servicios que anuncia dicha modelo, nuestra realidad puede ser similar a la que se presenta en esa campaña publicitaria.

Dicho esto, podemos notar que como menciona el crítico postmodernista Hal Foster (1955-presente): "... el artista postmoderno se ha convertido en un manipulador de símbolos y objetos más que un creador de objetos artísticos, mientras que el observador se ha convertido en un lector activo de estos mensajes más que un contemplador pasivo de lo estético..."

Tomando como artista a los creativos de la publicidad y como observador al público en general, podemos deducir que los medios de comunicación, mediante éstos creativos (artistas), manipulan la realidad, sacando a esta modelo de su contexto original y creando nuevos signos y símbolos con ella, convirtiendo al observador (público en general) en un lector activo de estos mensajes y por lo tanto en consumistas de los productos anunciados con la idea de cambiar o mejorar su "realidad".

No quisiera despedirme sin antes dejar una frase para la reflexión acerca del tema, del filósofo y sociólogo francés Jean Baudrillard (1929-2007), quien relacionó su trabajo con el análisis del postmodernismo: "Disneylandia es presentado como imaginario con el objeto de hacernos creer que lo demás es real".

Pero... ¿Qué es real?...